Nuestra piel no está acostumbrada al sol y debemos ir con más cuidado que nunca

Poco a poco vamos volviendo a la normalidad después de estar casi 3 meses confinados debido a la crisis del Covid-19. Esta cuarentena no solo nos ha afectado psicológicamente, sino que también tiene efectos negativos en nuestro cuerpo, el cual ha visto cómo hemos cambiado drásticamente nuestros hábitos. Una de esas consecuencias es que nos ha dado mucho menos el sol. Es posible que ya estés pensando en ponerte morena en tus escapadas a la playa o la piscina, pero lo ideal si quieres evitar quemaduras y problemas es tener un plan de acción previo. 

Los dermatólogos están advirtiendo que hay que volver a acostumbrar a nuestra piel a los rayos solares de manera progresiva y siempre con protección adaptada a las necesidades de cada persona y zona del cuerpo. La ‘Fundación Piel Sana de la Academia Española de Dermatología y Venereología’ ha lanzado el lema precaución al sol y de forma progresiva. Precisamente por ello, la organización ha lanzado el lema ‘Ahora que sales a la calle, protege tu piel y evita la quemadura. Benefíciate del sol’ para recordar a la población los riesgos que puede tener este astro, desde envejecimiento prematuro hasta cáncer.

Lo ideal, tal y como explica la doctora Córdoba de Marín, propietaria de los centros S&O, es retomar la exposición de manera gradual, en periodos cortos y evitando las franjas más peligrosas (de 12 a 16h). También es fundamental la aplicación de crema protectora regularmente, y no está de más recurrir a complementos como gorras o gafas para resguardarnos la zona de la cara, la más sensible. Después de tomar el sol, se recomienda hidratar en profundidad la piel y nutrirla desde dentro bebiendo abundante agua.

Tu Clínica S&O más cercana:

S&O C/Princesa 25, Madrid: 91 758 68 35 S&O

C/Dóctor Gómez Ulla 19, Lanzarote: 928 072 410