Te explicamos todos los detalles sobre este demandado tratamiento

La aplicación del bótox (o lo que es lo mismo, la toxina botulínica tipo A) es uno de los métodos más utilizados en la industria de la medicina estética, ya que es lo más efectivo para conseguir un rostro liso y libre de arrugas. A pesar de que seguro que has escuchado este término en numerosas ocasiones, es bastante probable que te surjan numerosas dudas sobre el tema, por lo que hemos preparado una guía práctica con las preguntas que más suelen hacer a los expertos en la materia.

¿Qué es exactamente el bótox? Es una toxina que se utiliza con fines médicos y estéticos, en este caso para eliminar las líneas de expresión

¿Cómo actúa? Al ser inyectado en un músculo, relaja sus fibras y disminuye su potencia de contracción temporalmente sin causar lesión física ni en las estructuras nerviosas o musculares.

¿Cuándo se ven los efectos? Comienzan a notarse a partir de las 24 h después de la infiltración, aunque alcanzan su máximo resultado a la semana aproximadamente.

¿Es doloroso? La aplicación debe hacerse mediante una aguja, por lo que puede molestar ligeramente igual que cualquier inyección, pero es totalmente soportable y, sin duda, merece la pena.

¿Cada cuánto hay que aplicarlo? La duración depende totalmente de la persona, tanto de su reacción al bótox como de sus gustos. Tal y como explica la doctora Córdoba de Marín, propietaria de los centros S&O, pueden ser necesarias sesiones cada 3 o 12 meses. Lo idóneo es que sea el paciente quien decida cuándo quiere volver a aplicarlo y no el médico, aunque por supuesto siempre puede aconsejarle.

¿Qué zonas pueden tratarse? Se recomienda tratar el tercio superior de la cara, donde más arrugas se concentran, es decir: la frente, el entrecejo, las patas de gallo y la elevación de la cola de la ceja.

¿Para quién está indicado el bótox? Para cualquier persona que tenga incluso pequeñas arrugas que aportan un aspecto envejecido, aunque lo recomendable es comenzar a partir de los 28/30 años. De todas maneras, conviene preguntar siempre al médico especialista por temas de alergias e intolerancias.

¿Puede provocar efecto rebote si dejas de usarlo? No, es un falso mito. El resultado va desapareciendo progresivamente y podrás volver a tu estado anterior, pero no te arrugarás más de lo que estabas previamente.

¿Tiene efectos adversos? Puede provocar algunos como migrañas o insensibilización de la zona, aunque son pasajeros y poco habituales.

Lo ideal es que pidas cita lo antes posible para que los especialistas de S&O te realicen un diagnóstico totalmente personalizado y te recomienden qué zonas tratar.

Pide cita ya mismo en tu Clínica S&O más cercana.

S&O C/Princesa 25, Madrid: 91 758 68 35

S&O C/Monasterio de Silos 13, Madrid: 91 729 70 81

S&O C/Dóctor Gómez Ulla 19, Lanzarote: 928 072 410